Adrián Pierini

El consumidor y sus deseos

El consumidor pone en los productos sus propios deseos. Proyecta en ellos aquellas fantasias que justifican sus decisiones de consumo. 

El color, el sabor y hasta el aroma actua en ciertas categorias como estimulos por sobre el imaginario de naturalidad o pureza. El público, perfectamente conciente de la oferta y de lo que toma y resigna, selecciona sus parámetros de búsqueda para satisfacer sus gustos dentro del momento y lugar en que le toca estar.

Comente esta nota