Cinzia Ferrara

Diseño social a través de la comunicación Palestina, llega a Salerno Italia

Algunos de los carteles de la exposición: de izquierda a derecha, obras de Marco Tortoioli Ricci, Paolo De Robertis, Cinzia y Monica Ferrara, Geppi De Liso y Lilli Chimienti
Algunos de los carteles de la exposición: de izquierda a derecha, obras de Marco Tortoioli Ricci, Paolo De Robertis, Cinzia y Monica Ferrara, Geppi De Liso y Lilli Chimienti
Después de Nápoles, la exposición organizada por el espectáculo Salerno llega a su ciudad, hoy a las 17.30: una campaña de sensibilización original, a través del diseño, para dar voz a los palestinos y su cultura

por Maria Rosaria Greco *

"En todas partes en Occidente, en los principales medios de comunicación, en numerosos centros de la academia tradicional y entre los políticos de alto rango, el punto de vista palestino (que incluye la narrativa, las aspiraciones y la visión del futuro propio del pueblo palestino) no se toma en serio. Esta sigue siendo la situación hoy. También estamos presenciando un nuevo asalto, en varias formas, a la narrativa palestina. En los últimos años, la administración Trump, en concierto con el gobierno de Netanyahu, lanzó un proyecto promovido por Jared Kushner, yerno del presidente estadounidense, destinado a despolitizar la causa palestina. La idea es representar a Palestina histórica como un problema económico y humanitario, que se puede resolver con dinero y ayuda económica ".

Así lo escribe el historiador Ilan Pappe en su introducción al catálogo de la exposición "Comunicando Palestina, una narración diferente" comisariada por Pino Grimaldi y Enrica D'Aguanno, que abre la séptima edición de la reseña "Palestina Femenina" en Salerno.

En las últimas horas, el presidente Trump ha anunciado lo que él llama el "Acuerdo del siglo". De hecho, después del reconocimiento unilateral, a finales de 2017, de Jerusalén como la capital israelí, después de haber definido las colonias judías construidas en los territorios palestinos ocupados por Israel en 1967 como "no ilegales" hace unos meses, ahora decide, siempre unilateralmente, anexión a Israel de gran parte del valle del Jordán, en particular de las más de 147 colonias agrícolas, ilegales según el derecho internacional.

Y les da a los palestinos un estado palestino títere que no tendrá su propia soberanía, que no tendrá control fronterizo, no tendrá un aeropuerto. Será un supuesto estado compuesto por bantustanes separados. Un fragmento de tierra que posiblemente tenga una parte periférica de Jerusalén Este como su capital. Los palestinos podrán ir a rezar en la explanada de las mezquitas que serán israelíes. Trump también promete $ 50 mil millones en ayuda e inversión. Obviamente, sin embargo, siempre que Gaza abandone sus armas, que el derecho de Israel a la seguridad sea reconocido como una prioridad, que los palestinos reconozcan exclusivamente ese estado judío cuya capital es Jerusalén. Y esto lo llaman acuerdo.

"Palestina puede ser ocupada, colonizada y oprimida, pero la narrativa palestina no puede ser silenciada", continúa Ilan Pappe en su introducción, en la que explica la importancia de la comunicación.

Mi urgencia por comenzar una historia diferente de Palestina, que pertenecía a una visión diferente y que surgió de los contrastes habituales preempaquetados por la narrativa sionista, nació de aquí en 2014 . Entonces pensé en Mujer Palestina, una revisión que habla sobre Palestina, a través de su cultura y la voz de sus mujeres. Dos lugares, el femenino y el palestino, que me gustaba combinar, porque ambos estaban habitados por prejuicios, ambos pisoteados y considerados marginales o a menudo culpables.

Si la comunicación es un paso fundamental para aquellos que quieren contar tratando de interceptar el interés de la audiencia más amplia posible, la comunicación visual se convierte en un paso casi obligatorio para una revisión como una mujer palestina que, precisamente, tiene el objetivo de llamar la atención. sobre un tema olvidado, para sacar a Palestina del aislamiento cultural y político en el que fue colocada sabiamente y para contrastar la acción sistemática que el propio Ilan Pappe define como "memoricidio" contra el pueblo palestino.

Entonces, en colaboración con la Academia de Bellas Artes de Nápoles, convocamos al mundo del diseño de la comunicación a una campaña de concientización sobre el tema palestino, sin resolver desde 1948. Más allá de la narrativa dominante que ve a los palestinos como terroristas e israelíes Como víctimas, nunca se ha presentado un proyecto de comunicación que haga reflexionar a la opinión pública, lo que puede contribuir a superar las hipocresías de la retórica de la paz, dejando al descubierto una pregunta que, sin embargo, es bastante simple. Los israelíes han colonizado, y continúan haciéndolo, Palestina, expulsando a los palestinos y obligándolos a vivir en condiciones de subordinación social, moral, cultural y económica. Los palestinos son prisioneros en sus propios hogares.

Diecinueve diseñadores de comunicación, profesores de universidades y academias italianas, respondieron presentando sus trabajos, que son, por lo tanto, el tema de la exposición y el catálogo relacionado. Conjugado a la exposición, hay una conferencia de apertura que aborda el tema de la comunicación social, la utilidad y efectividad del diseño para transferir ideas políticas , conciencia y compromiso social, en este caso a Palestina.

La comunicación social del autor a lo largo de los años ha tratado muchos temas importantes, pero quizás este es el primer proyecto que se refiere a un tema tan "normalizado" como el tema palestino del que ya no se habla y que de hecho se "resuelve" en silencio con un " acuerdo del siglo "por miedo, que se burla del derecho internacional con impunidad ante los ojos del mundo.

Después de la inauguración en la Academia de Bellas Artes de Nápoles (del 29/11 al 10/01), la exposición "Comunicando Palestina, una narrativa diferente" llega a Salerno al Teatro Ghirelli, donde se presenta hoy 31 de enero de 2020 a las 5 p.m. , 30 , con una mesa redonda, y permanece abierta hasta el 11 de marzo de 2020, en el teatro Ghirelli en Salerno.

La exposición cuenta con el apoyo del centro de producción teatral Casa del Contemporaneo, a lo largo de los años, la mujer palestina ha consolidado asociaciones valiosas, como en este caso con la Academia de Bellas Artes de Nápoles, con la que nació este proyecto de comunicación social, y con la AIAP , la Asociación Italiana de Diseño de Comunicación Visual que patrocina la iniciativa y que exhibirá la exposición inmediatamente después de Salerno en su sede en Milán.

Un agradecimiento especial a los autores que se han unido a sus proyectos, poniendo su cara en ello, de hecho llevando a cabo un acto político, que es elegir de qué lado estar. Les agradezco a todos: Paolo Altieri, Enrica D'Aguanno, Geppi De Liso, Paolo De Robertis, Francesco Dondina, François Fabrizi, Cinzia Ferrara, Marialuisa Firpo, Pino Grimaldi, Gabriella Grizzuti, Gianni Latino, Roberta Manzotti, Armando Milani, Mario Piazza, Daniela Piscitelli, Andrea Rauch, Gianni Sinni, Leonardo Sonnoli, Marco Tortoioli Ricci.

La séptima edición del festival de las mujeres palestinas continúa en el Teatro Antonio Ghirelli en Salerno con otras iniciativas. Los días 12 y 13 de febrero, los dos días dedicados al cine y la comida palestina, "Cinema, hummus and falafel" con la proyección de "The fading Valley" de Irit Gal y "Omar" de Marco Mario De Notaris y Luca Taiuti, acompañaron de hummus y falafel. El 4 de marzo está dedicado al informe en video "Mujeres de Gaza" sobre las condiciones de vida de las mujeres en la franja. El 11 de marzo, el concierto con Hartmann que presenta el álbum "Trotula" que habla del Mediterráneo, las mujeres y las migraciones.

* Curadora de la Revisión de las Mujeres Palestinas

Comentarios