Nelson Luty

Dibujo y mucho más

Mi  nombre es Nelson Luty. Algunos me conocen como  Neil, otros como Nelshiño, Neldon, como  me bautizó  mi  amigo  Sergio  Fernandez (Safer), Neldonete me dice Horacio  Saavedra. Pero como otros me conocen tan solo  como  Nelson Luty el  que dibuja o  realizó  películas como  Teo el Cazador Intergaláctico  o  Metegol de Juan José Campanella... O simplemente  El  Vikingo.

No  quiero  aburrir en mi primera columna en Dopler. Tan solo  comienzo, ya empiezo  aburrirlos  o divertirlos con anécdotas y  demás cosas de la vida y del  mundillo  de la animación y el  Cine.

Chicos y  chicas, yo  no  estudié cine como  muchos piensan de mí. Yo  tan solo  dibujo y  mucho.

Y es así  como  entré en este mundo y  la historia que les voy  a contar, algunos ya la saben, pero  me parece que a veces está bueno  ver  la vida desde otro  punto  de vista.

Recuerdo  que entré por primera vez a un estudio  de animación en el 2002. Sí,  no  hace mucho  de esto,  lo  sé. Yo  ya venía trabajando  en historietas desde muy  pendejo. Pero  eso es lo que yo  había generado  durante  tantos años, y  me  sirvió para que yo  pudiera estar  ahí,  en ese momento. Entonces les cuento una historia.

Hace 14 años el país estaba en ruinas, o por lo menos eso es lo que se veía. Era un kaos. Un imbécil y retardado que se rajaba en helicóptero. Las cosas estaban muy mal para muchos y también para mí. Yo venía de salir de una ceguera que me dejó fuera de combate casi 2 años. Peleando día a día para salir y con dos chiquitos, Lucas y Agus. Y en esos días, yo estaba angustiado como el país entero. Mi preocupación por aquellos días era darle de comer a los chicos. Y también, soñaba con hacer cine, que era algo que yo tenía muy frustrado y hasta ese momento apenas pasé por algún pasillo de algún estudio como el de Jaime Díaz o lo de García Ferré.

Yo ya conocía algunos animadores como a Natalio Zirulnik o Néstor Puquetti, pero para mí era tan solo un puto sueño. Cuando me curé  de mi ceguera, me propuse lograr lo que tanto quería, hacer fondos para películas animadas o inspiracionales para películas de vivo. 

Aquí comienza una historia que les voy a contar que tenía oculta y realmente muy pocos la conocen. Alguno que otro se acuerda, pero son pocos.

Yo buscaba trabajo y no había nada de nada. Una noche me llamaba Mara la mujer de Damián que son unos amigos que amo. Son de esos amigos que están y no importa cómo. Ellos están ahí. Y ella me dice...
-Sabés, están buscando caricaturistas, si te interesa te tenés que presentar en el teatro de Luz y Fuerza que está en la calle Perú, barrio de San Telmo. ¡Para mí era la loma del orto! Ya que en esos días yo vendí mi auto para pagar mis operaciones. Dije bueno, no sé de qué se trata pero voy. Y ahí me tomé el tren y luego de casi dos horas de viaje llego a San Telmo al teatro.
Yo llevé mi carpeta con todos mis dibujos. Había una cola infernal de chicos para el trabajo, y pensé: qué manera rara de hacer una selección para caricaturistas. Pero me conformé y no pregunté nada ya que en esos días yo no era mucho de hablar con la gente y además yo tenía algo así como un pánico. Hacía dos años que no salía a la calle solo.
Entramos todos al teatro. Había columnas con altoparlantes y dos cámaras de video. ¡Qué mierda! ¿Qué será esto? Sube un ñato al escenario todo emperifollado, y dice con sonrisa de oreja a oreja: “Muy buenos días chicos ¿¿¿Uno cómo esssssstan todossssssss??? Bueno como ustedes ya saben, esto es un Casting donde se buscan dibujantes caricaturistas para hacer el Mono Mario”.
Yo no tenía ni idea de qué mierda hablaba ya que no tenía internet, pero sí había oído hablar de esa porquería!
Y este conductor dice: Así que bueno niños, a dibujar lo que más le guste y cuando terminan suben al escenario y se lo dejan el trabajo a Pirulito o algo así. Que después van a ser evaluados los trabajos.
Hacía dos años que yo no tocaba un puto lápiz, pero me puse a bocetar y me salió algo así como un Gaucho subido en su caballo tirando de las riendas y haciendo que el caballo se frene. Mucho polvo y mucho dinámica…Que es lo que recuerdo. Pero terminé rápidamente y mientras muchos pelaron grandes papeles y se dibujaban todo, yo me dí por resignado y frustrado, y finalmente subí con el papel y ya con ganas de volver a casa. Se lo entrego el papel a este pirulo ¡Jajaja! Y me dice: Está bien, dejalo ahí, poné tu nombre, dirección y teléfono... Pero, ¿trajiste carpeta? – Sí, le digo, ¿Querés ver? Y mientras la abría me dice: No, no. Hacé una cosa, esperá en bambalinas que te van a hacer una entrevista. Y luego un director de arte te va a evaluar el trabajo.
-Bueno, digo. 
Y mientras esperaba se me acerca una chica muy linda que me dice –Hola, soy Andrea Siporsky. Me dice: Vení, vamos al Bufet del teatro y charlamos. Y comienza a hacerme un montón de preguntas. 
-¿Qué te pasó?¿ Por qué estás sin trabajo?
La miré, me quedé en silencio unos segundos y comencé a contarle. –Mirá, hace dos años atrás, yo trabajaba haciendo historietas, libros para chicos, Marvel Comic. Pero enfermé, y tuve que dejar de trabajar. Me interrumpe y me pregunta ella- Pero pará, ¿Qué te pasó? Le digo- tuve desprendimiento de retina en ambos ojos y me salvé de pedo luego de dos grandes operaciones, y casi dos años largos de recuperación. Y ella me miraba fijo y se emociona y le brillaban los ojos. Hace un silencio y me dice nuevamente -Ok, espera que ahora te van a evaluar tu caricatura un Director de Arte.
Viene el Director de Arte que se hacía llamar Gastón. Un piercing en la napia y un lindo anillo en su dedo gordo de su mano izquierda y mientras fumaba un cigarro  de marca conocida, me dice- Mirá, hay que dibujar estos personajes, ¿los conocés? – No, le digo. Me dice: es el mono Mario. Bueno de nombre nada más le digo.
Me dice el – Bueno tenés que dibujar al mono como está en el Model de rotación luego las poses. Dibujate un personaje que se te ocurra con este estilo y la novia Lola, que es una boluda cornuda. –Ok, le digo. Me puse a dibujar y lo terminé lo más rápido posible ya que me ponía nervioso el ruido del zapateo de la planta alta, ya que en el teatro funcionaba por lo que veía, como una sociedad de fomento. Y arriba enseñaban clases de Flamenco… Me quemaba el marote el TAC,Tac , TAC,Tac TAC,Tac TAC,Tac… TAC,Tac TACTac… Termino, se lo entrego y le digo.-Che, ya está. Mira voy a buscar un teléfono público para llamar a mi casa ya que hace mucho que me fui y quiero avisar que está todo bien- Sí, andá, pero antes de que te vayas me dejas ver la carpeta. ¿? –Sí, tomá, ya vengo. Y el abre la carpeta y me dice: De dónde saliste? jaja ¿y estos laburos? Mirala -le digo, ya vengo.
Y al rato, cuando estoy volviendo caminando por Perú, sale el de seguridad del teatro y me dice- ¿Vos sos Nelson? Sí – le digo. Me dice emocionado.- Apurate que te están buscando . Ganaste, saliste seleccionadoOOOO !!!! Dale metele ! Corro y entro a este lugar donde ya habíamos dibujado varios y digo varios, porque olvide contar que mientras yo dibujaba había otros chicos también haciendo la misma prueba que yo.

El lugar tenía las paredes como pintadas con pintura a la Cal blanca y estaban en algunos lugares resquebrajadas, tenía una ventana alta, con persiana que daba a algún lado. Donde dibujamos, eran pupitres como de primaria. Y en el lado contrario a la ventana había una escalera que tenía tres o cuatros escalones y un descanso largo con baranda, y por detrás la puerta. Y cuando llegó Gastón me dice –Che, tu carpeta es increíble. ¿Dónde estabas? Fui a hablar por teléfono como te dije-No. ¿Dónde estabas trabajando antes de venir acá? ¿Qué hiciste en estos años?. Y no termino de abrir la boca para contestar algo que… Se abre la puerta que estaba donde ya les conté , por encima de la pequeña escalera con descanso, entra este conductor nuevamente con la sonrisa singular pero esta vez venía acompañado con un camarógrafo y luces. Me llené de preguntas y no hablaba. Y él dice.- Y acá estamos con lossssssssssssss ganadoresssss Siiiii . estamos con lossss ganadoressss para el Programa de Néstor Ibarra. Sí el Programa más visto por lassssssssss tardes. Si, Recursos Humanos!!!
Tac AC,Tac AC,Tac AC,Tac ACaTacaaaaaaaaaaaa!!! Se volvía escuchar de fondo. Pero en realidad no sé si era el Flamenco de arriba, o era ya mi cabeza, o mi bobo… Este conductor dice.- Siiii, Néstor querido. Los ganadores son Guillermo Ryan y Nelson Luty.

Hasta ese momento, no sabía quién carajo era Guillermo Ryan  más que el Soldado Ryan, pero bueno ahí lo conocí a Guille. Un tipo de aspecto muy pendejo, humilde en su actitud de ojos claros y cejas muy rubias, y aspecto muy irlandés y con una cara de pregunta como la mía. A diferencia que yo era tan incrédulo e inocente a tal punto, que yo no sabía de que se trataba de un puto programa de televisión tipo reality show y que iba todas la tardes por canal 13 en el cual, la gente iba ahí en busca de trabajo y contaba sus miserias y sus problemas que merodeaban por esos días en las casa de las Familias Argentinas. Bueno, nada lejos de la realidad actual. Cuestión que realmente yo no lo sabía, y no lo sabía, porque Mara nunca me lo dijo cuando me llamo por teléfono aquella noche. Porque si yo sabía que era para un programa como ese y sobre todo, yo no me presentaba ni en pedooo!!! Yo no tengo nada con la gente que va a ese tipo de programas, porque entiendo perfectamente que cuando te falta el plato de morfi en la mesa, te querés matar y más cuando tenés pibes. Pero yo no abalo esto, me parece terrible… Pero sin embargo aun así, yo con mi cara de sorpresa y el no poder pensar que mierda decir, me vi envuelto en esto. Y luego pensé, no me gusta un carajo, pero la realidad es que tengo que hacer algo ya. No sé en qué va a derivar esto en mi vida pero tengo que hacerlo. Los chicos tienen que comer.

Salí de ahí caminando hacia avenida Independencia por Perú y al lado mío, caminaba Guillermo Ryan. Se presentó, macanudísimo y me dice algo así como qué locura esto. Yo no entendía nada más que los nervios que tenía encima. Se despide y me dice nos vemos en el programa…Se fue él y yo me vomite todo de los nervios que tenía.


Día siguiente 8:00hs Am. Amanece con niebla y un Camión de canal 13 en la puerta de mi casa. La gente del barrio miraba alborotada. Ahí me hicieron entrevistas a mí pintando un cuadro, dibujando, caminando por la calle con mis hijos y con mi exmujer. Entrevistas por separados a mi padres. Lágrimas de parte de ellos, emociones…El Programa era así. Una buena edición con violines y a llorar un rato. 

Y así fue que fui al programa a competir por un lugar… Qué feo. Competir. No lo veo mal la competencia, pero me sentía mal a pesar de todo esto. Entra Néstor Ibarra, y se encienden las luces del set, charla conmigo, luego charla con Guille, charla con su abuela que estaba en el Panel, con su mama y hermanos , muestra la nota, muestra mi nota, habla con mi papá, habla con mi mama, con mis hijos. Cada uno cuenta sus historias a full. Votaciones por teléfono. Pin. Pin. Pin. Y termino ganando yo un puesto de trabajo en el Mono Mario con OBRA SOCIALLLLLLL!!! Y Guille queda como pasante… Una mierda todo aquello.

Al día siguiente Iba en el tren, y me saludaba todo el mundo. Realmente era un programa de mierda pero el más visto por las tardes. Y ahí trabaje en ese lugar En villa Pueyrredon junto a Guille Ryan. Ahí conocí a esta persona maravillosa. Un tipo increíble y un gran artista y que tenía tanto derecho como yo en ser el primero… Pero como decía Freddy Mercury The show must go on.

Las miserias y las tristezas de otros son las que venden, y no digo que lo de Guille y su familia no venda o por que perdía la casa. Yo había quedado ciego con una familia con hijos, y lo que se contaba en el video editado con violines VENDÍA. Y los teléfonos sonaban mientras alguien se llenaba de guita y facturaba por los llamados. Nosotros conseguíamos un trabajo en que la obra social era una gran mentira más, e ingenuidad de las cosas que aun siguen pasando en este país.

No sé, acá estoy hoy. Y lo que agradezco de esta experiencia de hace ya 13 años es que aun tengo a mis amigos que tanto quiero y que más aun, tengo amigos que conocí ahí mismo. Que a pesar, que quizás hoy no hablamos tanto por teléfono, yo los tengo en mi corazón como Aleta Vidal, Sage Lonegro... o Pablo Grato , Martin Dasnoy, Pablete o Julian Totino y ni hablar del que ya les presente no al soldado Ryan, si no, al Guilermo Ryan.

Qué más puedo decir de esta historia en la que resumí de alguna manera en detalles. Que lo bueno que saque de esto en ese video que me quedo oculto acá en casa y que no se si algún día lo voy a mostrar. Es que en ese video, hay recuerdos de un fragmento de mi vida para mí. Como la imagen de mi viejo hablando. Nunca lo vi en ninguna otra filmación. Y ahí quedo su vos, y su imagen en movimiento. Gracias Papá. Gracias Mamá por todo el apoyo que me dieron siempre en esto. Aunque me hubiera gustado que me insistan para que sea contador o matemático, o visitador médico como vos viejo, jajaja. Es difícil ser artista. Pero como siempre digo, y aunque a uno a veces le duela, hay que seguir nuestros Sueños.

Gracias Damian Iaria, Mara, Guillermo Luty, Mario Luty, Luciana Santoro y su Familia. A mis Hijos Lucas, Agustina y Federico, Gustavo  Puente, David Rotembreg (EL TANO) que en aquellos días siempre estuvo que los amo con toda mi alma. A Eduardo Zuccala que en aquellos días estuvo mucho. Mi  novia hermosa, Susana Casanovas y todos aquellos que estuvieron en esos putos días. Sueñen.

Comente esta nota